Proyectos

 
 
 
 
 
 
 
 
 


- Mapa -
Mapa de ubicación de San Mamés y el barrio de Olabeaga.
Portada>Olabeaga y San Mamés>Noticia 16/11/2007 

El Ayuntamiento rematará el paseo peatonal de Olabeaga y Zorroza con otros 500 metros

LUIS GÓMEZ

Paseo entre Zorroza y Olabeaga. El Ayuntamiento de Bilbao rematará a finales del próximo verano el paseo peatonal que unirá Olabeaga y Zorroza. Serán en total algo más de 1.500 metros los que bordearán la ría y simbolizarán la transformación de una ciudad cuyos cambios más visibles arrancaron por el centro y ahora se extienden por sus límites territoriales. La tercera fase de este eje arrancó ayer e incluirá la ampliación de la zona peatonal con otro medio kilómetro de longitud -que discurrirá paralela al bidegorri- y que se reforzará con nuevas zonas de esparcimiento y recreo, además de instalaciones infantiles.

Las obras, con un presupuesto de 1,1 millones de euros y un plazo de ejecución de diez meses, darán un «vuelco total» a un barrio que «mira al futuro sin olvidar su pasado». Esta actuación, según el alcalde, marca «un antes y un después», puesto que pretende acercar Zorroza «al centro de la ciudad», al tiempo que orientar Olabeaga a la ría convirtiéndolo en un espacio «más abierto y espacioso» para los residentes. El plan del Gabinete Azkuna ambiciona hacer de Bilbao una ciudad en la que los «habitantes no tengan la necesidad de salir de su barrio» para disfrutar de espacios de ocio y «restar protagonismo» a la presencia de los vehículos.

Con esta premisa, el alcalde, acompañado del delegado de Obras, José Luis Sabas, no pudo ocultar su satisfacción por el acuerdo suscrito ayer por la Junta de Gobierno. En medio de un ambiente frío -el mercurio no superó los siete grados- y «sin un caldito caliente que llevarse a la boca para calentarse», bromeó-, Azkuna se congratuló por alcanzar el compromiso de «llegar a Zorroza» - la «muga»- y concluir la recuperación de la margen de la ría que transcurre bajo las vías. Una zona que, admitió, «estaba hecha un asco», plagada de zarzas y matorrales.

Cuando terminen las obras, el panorama será bien distinto con la apertura de un espacio «perfecto» para la práctica de deportes al aire libre, como baloncesto, senderismo, footing... La terminación del bidegorri se alternará con pequeños circuitos de cross y se «interrelacionará» con áreas de descanso, zonas de merendero y un solarium.

«Memoria histórica»

Para garantizar la recuperación medioambiental de este enclave, los taludes que se encuentran a ambos lados del paseo se repoblarán con especies autóctonas. «Dará un reflejo de belleza a la ría», remarcó Sabas. Además, a lo largo del paseo se instalarán paneles interpretativos y juegos didácticos que contribuyan a recuperar la «memoria histórica» de un barrio que, a partir del siglo XIX, comenzó a acoger «talleres, muelles, puentes, astilleros... Hoy sólo quedan algunos restos de esta actividad del pasado, pero este patrimonio no debería pasar al olvido», subrayó Azkuna.


 

   


Portada